• Calle Francisco de Cuellar Nº 253, Surco
  • Lun - Vie 10:00-16:00 ■ Sab 10:00-13:00

Oftalmología Pediátrica

Oftalmología Pediátrica

Oftalmología Pediátrica

Para que la visión logre su máximo desarrollo, ambos ojos deben funcionar normalmente durante la niñez. Se considera que la madurez visual se alcanza aproximadamente a los 5 ó 6 años de edad, por ello es importante realizar a los niños una evaluación oftalmológica seria y completa en los primeros años de vida de los niños y posteriormente, controles periódicos.

Se estima que un 50% de los desórdenes visuales del adulto podrían haber sido prevenidos, si se hubieran tratado en la niñez.

Principales enfermedades oculares en los niños

  • Ambliopía (Ojo perezoso)

Se define que un ojo es perezoso cuando no ve bien o ve menos que por el otro ojo. La causa más frecuente es la desviación (estrabismo) hacia adentro o afuera de uno de los ojos, mientras que el otro permanece derecho mirando hacia el frente.

El cerebro automáticamente, al querer suprimir la “doble imagen” (diplopía) ignora o no toma en cuenta la información que proviene del ojo ambliópico. Este ojo gradualmente se debilita y pierde la visión permanente debido al desuso.

Si no se descubre o se trata a tiempo (antes de los cinco años) puede conducir a una restricción permanente de la visión del ojo afectado:

 

Defectos de Refracción

  • Miopía

Es cuando la persona al ver los objetos a distancia, no los distingue bien, los ve borroso o simplemente no los llega a distinguir.

  • Hipermetropía

Es cuando la persona al ver los objetos cercanos, no los distingue bien, los ve borroso o simplemente no los llega a distinguir.

  • Astigmatismo

Es cuando la persona ve los objetos o imágenes distorsionadas. Ello ocurre por que presenta una curvatura irregular la córnea, el lente cristalino o ambos. Esto hace que los rayos de luz no puedan ser enfocados correctamente en la retina.

Señales que indican posibles desordenes

1. Cerrar o cubrirse un ojo.
2. Frotarse los ojos o parpadear constantemente.
3. Lagrimeo excesivo.
4. Fruncir el ceño cuando está leyendo o escribiendo.
5. Movimiento anormales de los ojos.
6. Girar la cabeza hacia un lado.
7. Dificultad para ver objetos distantes.
8. Enrojecimiento de los ojos.
9. El niño se queja de visión borrosa.

Arbrayss Láser le brinda una evaluación integral para niños y adultos, asimismo tratamientos y procedimientos quirúrgicos que le permitan recuperar la salud ocular al paciente.

Cirugías y Procedimientos de Tecnología de punta

Open chat