Glaucoma

Glaucoma

Implante de válvulas.

 

El Glaucoma es una enfermedad que provoca daño en el Nervio Óptico, el cual se encarga de llevar al cerebro las imágenes que percibimos. Se relaciona fuertemente con el aumento de la presión intraocular y con la insuficiencia vascular. Normalmente el glaucoma no presenta síntomas iniciales.

Puede llevar a un daño, irreversible del nervio óptico y a la pérdida del campo visual, ocasionando ceguera si no es tratado oportunamente. Recuerde que el Glaucoma no es curable y el daño originado es irreversible, por lo que es importante un control oftalmológico completo cada año.

Los tipos de Glaucoma son: Angulo Abierto, Angulo Cerrado, Tensión Normal, éste último, se debe a una mala irrigación sanguínea.

Personas en riesgo

Dentro de los factores que incrementan el riesgo tenemos: La edad, historia familiar de Glaucoma, diabetes, hipertensión arterial, miopía elevada y lesiones oculares coexistentes. Arritmia Cardiaca, Valvulopatía (por hipoperfusión sanguínea).

¿Cómo se detecta?

  • Examinando en ángulo Camerular con Gonioscopia y medición del ángulo con Tomografía.
  • Tomando la Presión Intraocular (PIO) y corrigiendo con el espesor corneal o Paquimetría.
  • Campimetría computarizada.
  • Tomografía de Coherencia Óptica para el estudio de las células ganglionares y conteo de las fibras nerviosas.
  • Entre otros exámenes.

Tratamiento

Su oftalmólogo determinará el plan a seguir para el control y seguimiento del Glaucoma e indicará el tratamiento ya sea con medicamentos, con rayos láser o con cirugías, implantes valvulares, según sea el caso.

Recomendaciones

Nuestra recomendación es que realice un control oftalmológico anual completo.

 

 

Cirugías y Procedimientos de Tecnología de punta

Open chat